Scholz insiste en compromiso de apoyo a Kiev “en consenso” europeo y con EEUU

El canciller alemán Olaf Scholz.EFE/EPA/FILIP SINGER

 

El canciller alemán, Olaf Scholz, ratificó hoy desde París el compromiso de su país con el apoyo militar a Ucrania, “mientras sea preciso y tan amplio como se necesite”, incluidos tanques y baterías de defensa aérea, “en estrecho consenso entre nosotros y con nuestros aliados de Estados Unidos”.

“El imperialismo de (Vladímir) Putin no vencerá”, afirmó el líder alemán en la ceremonia conjunta del Parlamento alemán y la Asamblea Nacional Francesa desde la Universidad Sorbona, para añadir que “nosotros, juntos con nuestros amigos y aliados, escribiremos un nuevo capítulo en la historia europea”.

La intervención de Scholz forma parte de las ceremonias de este domingo por el 60 aniversario del Tratado del Elíseo y están marcadas por las presiones sobre Berlín para que autorice el envío de los tanques “Leopard2”, de fabricación alemana, que Ucrania reclama para su defensa.

Scholz ensalzó ante el presidente francés, Emmanuel Macron, y las presidentas de la Asamblea Nacional francesa y del Parlamento alemán, Yael Braun-Pivet y Bärbel Bas, los logros del “eje franco-alemán” como motor europeo desde tiempos fundacionales, entonces bajo Charles de Gaulle y Konrad Adenauer.

El Tratado del Elíseo cimentó la reconciliación entre los dos países “sobre las heridas de la Segunda Guerra Mundial” e hicieron de Francia el “país indispensable” en la construcción de una Europa unida.

El canciller destacó a continuación la incorporación al “gran proyecto de la Europa en paz” de sucesivos países, como Grecia, España y Portugal, “que se habían desprendido de sus dictaduras”, a los que siguieron otros Estados del este que habían estado tras el telón de Acero y que “reclamaban democracia”.

“Juntos logramos implantar el principio del derecho, por encima de la ley del más fuerte”, prosiguió, mientras que la Rusia de Putin pretende imponer “sus objetivos imperiales” y “cambiar por la fuerza las fronteras”, una situación ante la que “ucranianos y ucranianas pagan un terrible precio”.

La visita de Scholz a París está marcada por las presiones de aliados como Estados Unidos, Reino Unido, Polonia y países bálticos sobre Berlín para que acceda a las demandas de Kiev de enviar los tanques “Leopard”.

En la reunión del pasado viernes en la base estadounidense de Ramstein (Alemania) no se alcanzó un acuerdo al respecto, lo que ha precipitado las presiones y críticas ante la indecisión alemana.

La cita con Macron deberá enterrar asimismo las divergencias en el motor alemán aparecidas en 2022, cuando ambos gobiernos chocaron en materia de defensa y de energía.

Tras la ceremonia en la Universidad Sorbona y actos conmemorativos del Tratado del Elíseo, ambos líderes presidirán un Consejo de Ministros franco-alemán que culminará con una rueda de prensa conjunta sobre las 17.00 horas (16.00 GMT).

EFE