“El Padrino soy yo”, el imán de nevera hallado en una casa de Messina Denaro

Un documento extraído de imágenes facilitadas por Carabinieri de Italia muestra al jefe de la mafia Matteo Messina Denaro, el hombre más buscado de Italia, siendo arrestado en Palermo, Sicilia, por la unidad ROS de la policía de Carabinieri después de 30 años en fuga, 16 de enero de 2023. (Italia) EFE/EPA

 

Los investigadores italianos siguen buscando a destajo información en las casas del jefe de la mafia siciliana Cosa Nostra, Matteo Mesina Denaro, arrestado el pasado día 16 después de treinta años prófugo, y entre los últimos objetos revelados hay un imán de frigorífico con el lema “El Padrino soy yo”.

Los objetos encontrados en sus tres escondites de la localidad siciliana de Campobello di Mazara (sur) demuestran la conocida fascinación que la trilogía de “El Padrino” de Francis Ford Coppola suscitaba en el criminal más buscado de Italia.

En una de las tres viviendas en las que -por el momento- se sabe que se ocultó, llevando una vida aparentemente normal con un nombre “prestado”, se han encontrado dos imanes de la nevera sobre este clásico del cine, uno de ellos con la imagen de Don Vito Corleone y el lema “El Padrino soy yo”, según revelaron hoy los Carabineros.

También aparecieron pósteres del actor Marlon Brando como el icónico jefe mafioso y de Al Pacino como su hijo y heredero, Michael Corleone, además de otro del villano de Batman, Joker, y la frase “siempre hay una salida y si no la encuentras arrasa con todo”:

Las pesquisas en las tres casas en las que residió durante años no solo demuestran algo que los expertos en mafia ya sabían, que los mafiosos adoran su imagen idealizada en el cine y la literatura, sino también están revelando algunos aspectos importantes sobre la vida de Messina Denaro.

Una información útil también para tratar de descubrir la red de colaboradores que lo encubrieron en Campobello di Mazara y Sicilia.

Por ejemplo han aparecido billetes de avión a Reino Unido y Sudamérica, según avanzan los medios, aunque la Fiscalía de Palermo, que condujo su arresto, ha ordenado a sus agentes que no den más detalles sobre estos viajes porque la investigación sigue en curso.

Messina Denaro, último capo de la Cosa Nostra de los atentados a comienzos de los Noventa, llevaba una vida “prácticamente normal” con el nombre de Andrea Bonafede hasta su arresto el lunes cuando acudía a una clínica palermitana a tratarse un cáncer de colon.

Ayer se localizó su coche personal gracias a que en el momento de su arresto llevaba en el bolso sus llaves con un código asignado a una matrícula que fue rastreada en las cámaras de seguridad urbana.

Por el momento se han encontrado tres viviendas en las que se escondía y en ellas han aparecido facturas de restaurantes, ropa de marca, joyas y piedras preciosas, cuadernos de apuntes y carpetas que los investigadores estudian en busca de información.

Así como un teléfono móvil con innumerables mensajes vocales que el capo utilizaba para dar órdenes, según las mismas fuentes.

Asimismo contaba con numerosos libros, entre estos una biografía del presidente de Rusia, Vladimir Putin, demostrando su conocida afición a la lectura y a la historia, así como preservativos y Viagra.

Por el momento no se ha encontrado dinero, del que Messina Denaro disponía en grandes cantidades, y tampoco el llamado “archivo de Toto Riina”, los documentos mencionados por los colaboradores de Justicia que aseguran que el jefe de los “Corleoneses” le entregó con todos los secretos de los atentados de los años 90 en Italia, como en los que perdieron la vida los magistrados antimafia Giovanni Falcone y Paolo Borsellino.