“Los críticos quieren matarlos”, Carlos Queiroz salió al paso para defender a sus jugadores

El entrenador portugués de Irán #00 Carlos Queiroz (L) le da la mano al delantero de Irán #09 Mehdi Taremi después del partido de fútbol del Grupo B de la Copa Mundial de Qatar 2022 entre Inglaterra e Irán en el Estadio Internacional Khalifa en Doha el 21 de noviembre de 2022. (Foto de FADEL SENNA/AFP)

 

El portugués Carlos Queiroz, entrenador de Irán que hoy fue goleado por Inglaterra con un contundente 6 a 2 adverso en la apertura del Grupo B del Mundial Qatar 2022, atribuyó la derrota al efervescente clima político que se vive en el país de Medio Oriente, a partir de las tensiones sociales que desataron en septiembre pasado por la muerte de una joven que no respetó el velo en público.

Por Infobae

De hecho, el ex estratega de Colombia justificó la “falta de concentración” de sus dirigidos con un argumento que conmovió al mundo entero: “Hagan lo que hagan, digan lo que digan, a mis jugadores quieren matarlos”.

“Ustedes (a los periodistas) no saben lo que los muchachos (jugadores) han estado sufriendo por estos días” sostuvo el DT de 69 años en la conferencia de prensa posterior al partido que se disputó en el estadio Internacional Khalifa.

“Los chicos sólo quieren expresarse como jugadores, pero hagan lo que hagan, digan lo que digan, a ellos quieren matarlos. Les dicen que representen al país y jueguen para la gente. Todo el mundo representa la gente aquí”, insistió el director técnico lusitano.

Cabe recordar que los futbolistas del seleccionado iraní se abstuvieron de entonar el himno patrio en la previa del cotejo ante los británicos, en una muestra de respaldo a las protestas desatadas en Teherán por la muerte de Mahsa Amini, bajo custodia policial, en septiembre pasado.

Amini, una joven kurda de 22 años, fue detenida y falleció un tiempo después, por violar el código de vestimenta, que obliga a las mujeres a usar el velo en público. “Los jugadores están afectados por lo que pasa en su país. Son seres humanos” insistió Queiroz.

Por último, el entrenador también criticó a los simpatizantes iraníes que abuchearon al seleccionado, cuando se consumaba la amplia derrota ante los ingleses. “Los fanáticos de Irán que no están listos para apoyar al equipo deben quedarse en casa. No necesitamos eso”, concluyó.

El equipo dirigido por Gareth Southgate no necesitó de las credenciales goleadoras de su máximo artillero, Harry Kane, quien no festejó ningún tanto pero se convirtió en una de las figuras del partido. Las conquistas de Inglaterra fueron obras de Jude Bellingham, Bukayo Saka (2), Raheem Sterling, Marcus Rushford y Jack Grealish; mientras que los descuentos asiáticos fueron concretados por el atacante del Porto Mehdi Taremi, en ambas ocasiones (una de ellas, mediante un penal que sancionó el VAR). Este viernes, Inglaterra se verá las caras con los Estados Unidos, mientras que Irán se topará con Gales por la segunda fecha de la fase inicial.